El políglota autodidacta

Políglota y autodidacta son adjetivos que se usan muy frecuentemente como sustantivos. Aunque etimológicamente proceden del griego, han llegado a la lengua española a través del francés; esto explica que, en general, se usen con una sola terminación en -a, (autodidacta y políglota) común para el masculino y el femenino.
Autodidacta significa ‘aprendizaje por sí mismo’ y se refiere a la persona que se instruye sin ayuda de ningún maestro y a todo lo relacionado con ella.
Políglota significa, referido a un texto, ‘escrito en varias lenguas’ y, referido a una persona, ‘que conoce y domina varias lenguas’
Originariamente eran adjetivos de dos terminaciones, de acuerdo con su etimología griega, y aún es posible utilizarlos de esta forma. El masculino de autodidacta es autodidacto o autodidacta. El masculino de políglota es polígloto o políglota (con acentuación llana o esdrújula).

El Diccionario de la Academia considera preferible usar estas palabras con dos terminaciones, pero en el Diccionario Panhispánico de Dudas se reconoce que lo normal es usar las formas en -a también para el masculino.,Algunos lingüistas, como Manuel Seco, critican los masculinos políglota y autodidacta y recomiendan autodidacto y polígloto, al menos en la lengua más culta y cuidada.

El uso de las formas acabadas en -ta para el masculino puede deberse tanto a una ultracorrección que sigue los modelos de otros helenismos en -ta, considerados tradicionalmente masculinos (poeta, atleta, asceta...) como al hecho de que los usos sustantivados se hayan tomado de las formas francesas autodidacte y polyglotte. En francés se han transcrito habitualmente las desinencias griegas -os, -a, -e, -as, es con una -e final, que también es la terminación de femenino en esa lengua; esto facilita el que numerosos galicismos procedentes de palabras con -e final, en español tengan una -a final, aunque no responda a la etimología original. Ejemplos de sustantivos de género común con -a final, por estar tomados del francés, son estratega (del fr. strategue, gr. στρατηγς), hermafrodita (fr. hermaphrodite, gr. Ηρμαφρδιτος), acróbata (fr. acrobate, del gr. κρβατος)

Autodidacta es la forma más habitual del masculino, aunque no es raro encontrar autodidacto, como adjetivo o sustantivo. En el CREA de la Real Academia Española encontramos 31 casos de autodidacto, frente a los aproximadamente 150 masculinos de autodidacta (278 casos, sumando masculinos y femeninos).

En el caso de políglota, la forma terminada en -o prácticamente dejó de usarse desde la primera mitad del siglo XX, y sólo hemos encontrado, en el CREA, tres ejemplos aislados de polígloto, en España, Chile y México.
Creemos que la generalizada pronunciación esdrújula de políglota refuerza la percepción de que se trata de un cultismo, lo que, unido a un mayoritario uso como sustantivo, ha favorecido la ultracorrección y se ha generalizado la forma con -a final. En cambio, la pronunciación llana de autodidacta y un frecuente uso como adjetivo contribuyen a conservar el uso de la forma autodidacto.
La influencia de la acentuación en la preferencia por la forma en -ta o en -to se refleja en el hecho de que existan más ejemplos de la forma poligloto (llana) que de polígloto (esdrújula).

En consonancia con el modelo de autodidacta y políglota, algunos hablantes del español de América, utilizan analfabeta como forma de masculino:
“La elite es alfabeta, el campesino analfabeta y el indígena folk prealfabeta.” (Gonzalo Aguirre, Antropología médica, México, 1986)
No es un fenómeno generalizado. Por otra parte, la existencia del sustantivo alfabeto, un masculino indiscutible, junto con la condena de la Academia, contribuye a frenar el proceso y mantener la oposición analfabeto / analfabeta.

Artículos relacionados:
¿Cómo se aprende un idioma?
Sustantivos masculinos terminados en -a
Otros sustantivos masculinos con -a final
Manita o manito

No hay comentarios: