Haber y a ver

Las diferencias entre haber y a ver son muy notables. Aunque en la lengua oral se pronuncien igual, hay que distinguir entre el infinitivo haber y la construcción a ver, que es la preposición a seguida del infinitivo ver.

Haber aparece en los siguientes usos:

1- Es el verbo principal en perífrasis con infinitivo del tipo: tener que, deber, deber de, poder, soler, haber de, llegar a, empezar a, acabar de, ir a , venir a, estar a punto de, volver a, parecer, dejar de...: “Tiene que haber una rueda de repuesto”; “Puede haber un error”; “Suele haber poco público”; “Siempre ha de haber un reserva”; “Vuelve a haber disturbios en el país”; “¡Nunca dejará de haber tontos!”...
2- Precedido de preposición, con el significado de 'ocurrir, hallarse, existir, poseer', puede ser el verbo principal de algunas oraciones subordinadas (causales, concesivas, condicionales...): “No quiso esperar la fila por haber demasiadas personas esperando”; “De haber más incidentes, se suspenderá el acto”; “Preparó una buena comida sin haber demasiados ingredientes”...
3- Es el verbo auxiliar en los infinitivos compuestos, en los que va seguido de un participio: “Podrías haber venido”; “Deberías haber comido más”; “Por haber llegado antes de tiempo, tuve que esperar mucho”...
4- También es auxiliar en la doble perífrasis ir a + [infinitivo] haber seguida de haber que + [infinitivo]:Va a haber que subir los impuestos”; “Va a haber que acostarse temprano”.
5- Haber también es un sustantivo que puede significar ‘parte de la cuenta corriente, en que se anotan las sumas que se abonan al titular’, o ‘conjunto de bienes, cualidades positivas o méritos de alguien’: “En el debe van las cantidades deudoras y en el haber las cantidades acreedoras”; “Esas buenas acciones han sido puestas en su haber”.

A ver se emplea en los siguientes casos:

1- Cuando se trata de la preposición a seguida del verbo ver con su sentido recto de ‘percibir por los ojos’: “Fue a ver a sus padres”; “Vino con nosotros a ver la película”; “Salid a ver los fuegos artificiales”... En estos casos, no deberían plantearse dudas.

Sin embargo, las dudas surgen cuando, en algunas expresiones, pierde gran parte de su significado semántico y adquiere una función casi gramatical. En muchos de estos casos, es posible sustituir esta expresión por veamos, voy o vamos a ver..., lo que demuestra su relación con el verbo ver:
2- Para pedir que se nos deje ver o comprobar algo se usa en tono interrogativo: “–¿Te gusta nuestro regalo? –¿A ver?”; “¿A ver quién ha venido?”.
3- Seguida de una oración introducida por la conjunción si o de una oración interrogativa indirecta puede implicar duda, expectación, interés, curiosidad, temor, sospecha: “A ver si te despiden del trabajo por llegar tarde”; “A ver cómo lo hacemos ahora”; “A ver quién viene ahora”; “Voy a ayudarte a ver si acabamos pronto”... A veces puede implicar un desafío o reto: “A ver si adivinas lo que traigo”.
4- En el habla coloquial, se emplea la expresión a ver para reforzar la función apelativa en preguntas, ruegos y órdenes: “A ver, ¿podéis dejar de hablar y escucharme?”, “A ver, sentaos a comer que se va a quedar fría la comida”.
5- En aceptaciones inevitables o resignadas, equivale a ‘claro’, ‘naturalmente’: “¡A ver, qué remedio!”, “–-¿Tienes que trabajar este domingo? —A ver, si no me toca la lotería...”

Como puede comprobarse, a ver suele aparecer al inicio de frase, excepto cuando forma parte de la perífrasis ir a ver o puede sustituirse por para ver (“Voy a ayudarte a ver [para ver] si terminamos pronto”). En cambio, el infinitivo haber no suele empezar frases, salvo que forme parte de un infinitivo compuesto con sentido de imperativo pasado (“— ¿Ya no quedan cervezas? —Haber venido antes”) o de construcciones en las que se repite el verbo haber (“Haber brujas, las hay”, “Haber, lo que se dice haber, no había mucho dinero”).

No obstante, vemos que en este último ejemplo, si en lugar de redundancia, quisiéramos transmitir cierta duda diríamos: “A ver..., lo que se dice haber, no había mucho dinero” (equivalente a ‘vamos a ver, cómo te diría..., lo que se dice haber, no había mucho dinero’.
El error ortográfico no se da por escribirlo de una u otra forma, sino por escribir lo que no se corresponda con el sentido que queremos dar al enunciado.

Artículos relacionados:
Diferencias entre "sino" y "si no"
Diferencia entre demás y de más.
Puyas y pullas. Ortografía y significado.
Inerme o inerte. Abarca o avarca.

1 comentario:

Topillo dijo...

¡¡¡Me encanta vuestro blog!!! Me resulta muy útil.