Gestos de contacto físico

El contacto físico es una señal directa de unión entre personas, que no siempre tiene que ser amistosa, amorosa o de cooperación, porque el enfrentamiento también puede ser una forma de mantener unidos a dos individuos.
Puede haber innumerables formas de tocarse para expresar la unión personal, pero nosotros vamos a limitarnos a las más habituales en las relaciones de no enfrentamiento:
a) Apretón de manos: Es un tipo de saludo formal que, en nuestra cultura se da entre hombres adultos o, cada vez más en situaciones profesionales, entre un hombre y una mujer o entre dos mujeres. Sólo tiene especial relevancia como señal de verdadera unión si ese apretón se amplifica por su duración, por la repetición del movimiento, por agarrar simultáneamente con la mano libre el brazo de la otra persona, etc.
b) Guía del cuerpo: Quien tiene más autoridad en la relación (o en una situación concreta) guía el cuerpo de la otra persona con una leve presión sobre la espalda o el hombro, tomándole de brazo o de la mano.
c) Palmada: Entre adultos sólo se dan en la mano, el brazo, el hombro o la espalda. Fuera de estas zonas, ya no sería una señal de unión, sino de otro tipo: por ejemplo sexual (palmada en las nalgas) o corrector (bofetada).
d) Cogerse o agarrarse del brazo: Implica una ligazón emocional que transmite que se camina al unísono con el mismo objetivo. Quien toma del brazo a otro, acepta el camino elegido por éste. Caminar de esta forma es muy habitual en matrimonios estables y convencionales, donde el marido ofrece el brazo a su esposa. Al menos en España, esta forma de caminar se está limitando a los matrimonios de mayor edad y a cuando alguien guía a un familiar anciano. En otros casos, ayuda a un ciego en un cruce, a un enfermo en los pasillos del hospital, etc., predomina el carácter protector
e) El brazo sobre el hombro del otro: Es una señal que utilizan sobre todo los varones adultos, tanto sobre el hombro de una mujer como sobre el de otro varón. Al igual que la guía del cuerpo, suele indicar quién tiene el mando o autoridad. Por esta razón, al caminar un matrimonio convencional, el marido suele llevar la mano en el hombro de su mujer, mientras que ésta pasa el brazo por la cintura de él.
f) Brazo por la cintura: Implica mucha intimidad y transmite la existencia de una unión profunda con el otro.
g) Mano con mano: Indica mutuo ofrecimiento en el que ninguno demuestra interés en mandar. Las parejas que así caminan suelen ser jóvenes en las que ambos se sienten iguales en derechos y deberes. Cuando un padre o una madre toma de la mano a su hijo pequeño, es como si le ofreciera el brazo para guiarle con autoridad, pero condicionado por la diferente altura y tomando la precaución de agarrarle para que no pueda escapar.
h) Abrazo total: Entre adultos, está reservado para momentos de gran intimidad o emoción: relaciones sexuales, consuelo por una desgracia, felicitación por un logro importante, despedidas o reencuentros intensos. Se exceptúan de este carácter el abrazo entre bailarines o entre deportistas que celebran un triunfo.
i) Beso: Es una señal compleja porque adquiere su verdadero significado dependiendo del momento, el lugar, la duración o la parte del cuerpo besada (frente, mejilla, labios, manos, genitales, etc.)
j) Poner la mano en la cabeza: Significa que existe gran intimidad y confianza porque supone que se deja lo más delicado y fundamental del cuerpo en manos del otro: a pocos se les consiente “poner la mano encima” de uno. Acariciar el pelo o la cabeza tiene una fuerte carga sexual.
k) Contacto de cabeza con cabeza: Significa la existencia de un pensamiento común que implica aislamiento e indiferencia por el resto del mundo. Esta posición, por ejemplo, es típica de jovenes enamorados que observan el atardecer en silencio, sin importarles más que el estar juntos sintiendo la misma emoción.
l) Caricia: Excepto cuando se dirige a un niño muy pequeño, suele tener carácter sexual. No obstante en relaciones familiares, también puede pretender consolar de una desgracia.
m) Sujeción del cuerpo del otro: Suele limitarse a los casos en que es necesario auxiliar a quien, herido o enfermo, no puede caminar por sí mismo y a tener en brazos a los niños que aún no saben andar o son muy pequeños. A excepción de estos casos necesarios, quien levanta el cuerpo de la otra persona, da a ésta un valor excepcional en momentos especiales: la recién casada que entra en la nueva casa en brazos del novio o el torero que sale a hombros por la puerta grande.
n) Ataque fingido: Es una señal de unión que suelen utilizar los varones jóvenes y exige gran unión y confianza entre el atacante y la víctima. El atacante está seguro que puede fingir un ataque sin generar en la víctima una reacción violenta, alarma o enfado.

Artículos relacionados:
Señales que indican la unión personal.
Tipos de gestos.
El significado de los saludos.

No hay comentarios: