Ejemplos de "adefesio" y "ad efesios"

En esta entrada se reflejan los ejemplos a que se refiere el artículo "Significados de adefesio" y que no incluimos en él para no hacerlo muy farragoso.

1- Expresión adverbial con verbos de habla y el significado de ‘inútilmente’:

“Que es eso hablar adefeseos que ni se ha de hazer nada deso, ni habéis de ser oídos...” (Cristóbal de Villalón, “Viaje de Turquía”, 1557)

2- Sustantivo con el significado de ‘dicho absurdo o inútil’:

“Mendoza: Señor: el mío murió súpito.
Rodrigo: Parece que habéis respondido un gran
adefesio y disparate.
Osorio: Pues, aunque lo parece, no lo es, que a su provecho ha hablado el señor Mendoza.”
(Diálogos de John Minsheu, Anónimo, 1599)

3- Adjetivo con el significado de ‘extravagante':

“Es uno de los consejos adefeseos, como vos decíais denantes” (Cristóbal de Villalón, “Viaje de Turquía”, 1557)

4- Respuesta disparatada por burla o falta de entendimiento:

“...pero los indios, aunque entendían lo que se les decía, daban la respuesta muy adefesios, mofando y burlando de la persuasión y requerimiento que el religioso les decía,...” (Fray Pedro de Aguado, “Historia de Santa Marta y Nuevo Reino de Granada”, 1573-1581).
“Porque no pocas vezes burlan de aquellos que por responder presto, no entendiendo lo que han oýdo, responden, como dizen, ad
ephesios. Christo Nuestro Redemptor nunca respondía a los pensamientos secretos de los phariseos hasta que ellos descubrían lo que querían”. (Bernardo Pérez de Chinchón, “La lengua de Erasmo nuevamente romançada por muy elegante estilo”, 1533)

5- La expresión adverbial aplicada a verbos de acción:

“Andabatas eran un género de gladiatores que peleaban con los ojos cerrados. Andaban como perros tontos y a ciegas, tropezándose unos con otros, y, digámoslo así, peleando ad ephesios. Los visiteros que no caminan sobre mis reflexiones son unos andariegos ociosos que andan como Andabatas visitando ad ephesios, y a todo trapo”.( Fray Martín Sarmiento, “El porque sí y porque no”, 1772)

6- Con el significado de ‘adornos inútiles y trajes ridículos o extravagantes’:

“[En la construcción de las castañuelas] deberá buscarse (...) algo de rareza y extravagancia. (...) Por esta razón debe ponerse sumo cuidado en que, ó las Castañuelas, ó las cintas, ó el Baylarin á lo menos, tengan algun adefesio, que sorprenda y haga reir á quantos haiga en la sala”. (Fco. Agustín Florencio, “Crotalogía o ciencia de las Castañuelas”, 1792)
“Por supuesto que, para las limeñas de hoy, aquel traje, que fue exclusivo de Lima, no pasa de ser un
adefesio. Lo mismo dirán las que vengan después por ciertas modas de París y por los postizos que ahora privan”. (Ricardo Palma, “Tradiciones peruanas, IV”, 1877)
¿Pues cómo voy a salir a la calle con estos
adefesios de ropa que he traído de mi pueblo? (Pérez Galdós, “Mendizábal”, 1898)

7- Con el significado de ‘persona ridícula o extravagantemente vestida’:

“Con decir que el hábito de las cayetanas era una sotana de clérigo, digo lo bastante para justificar el ridículo que cayó sobre esas benditas. Usaban el pelo recortado a la altura del hombro y llevaban sombrero de castor. Lucían además una cadeneta de acero al cuello y pendiente de ella un corazón, emblema del de Jesús.
Tales prójimas eran en la calle un mamarracho, un reverendo adefesio”. (Ricardo Palma, “Tradiciones peruanas, I”, 1872)
“Oh!, sin pérdida de tiempo había que declarar la guerra a la facha innoble, al vestir sucio y ordinario. Bastantes años llevaba ya de adefesio”. (Pérez Galdós, “Torquemada en la cruz”, 1885)

8- Con el significado de ‘persona muy fea o monstruosa’:

“Pues qué, me digo, ¿soy tan adefesio para que mi padre no tema que, a pesar de mi supuesta santidad, o por mi misma supuesta santidad, no pueda yo enamorar, sin querer, a Pepita?” (Juan Valera, “Pepita Jiménez”, 1874)
“Era que por la puerta del patio había entrado un individuo, feo sobre toda fealdad, un Quasimodo victorhugesco, pero más feo todavía. El "limpia" se dio la vuelta, vio aquel
adefesio y exclamó:
-¡Pero si parece hecho con los recortes de la Maternidad!” (Carlos Fisas, “Historias de la Historia”, 1983)

9- Expresión “hecho un adefesio”:

“¿Cómo habías de consentir que saliera a la calle hecha un adefesio para ponerte en ridículo?...” (Pérez Galdós, “Fortunata y Jacinta”, 1885)
“Jacinta y su marido fueron al comedor, donde le encontraron hecho un
adefesio, cara, manos y vestido llenos de aquella pringue.” (Pérez Galdós, “La de Bringas”, 1884)
“Las hembras en este país son feas, huesudas y desgarbadas, y esto mal que les pese a poetas y miniaturistas que llegaron a idealizarlas. De modo que puede figurarse el lector el desencanto que produce el contemplar a estas desgraciadas llevando sombrero, melena lacia y falda corta. Están hechas unos
adefesios”. (M. Leguineche, “El camino más corto. Una trepidante vuelta al mundo en automóvil”, 1995)

10- Designando obras muy malas o feas que pretenden ser artísticas:

“aquella que te escucha y que te paga los adefesios que tu lira entona”. (Clarín, “Los mitadores de Campoamor”, 1877)
“Resulta de todo un dramón progresista y populachero que no hay quién lo aguante. (...) El plan y desarrollo son abominables, no creo que haya un
adefesio mayor”. (B. Pérez Galdós, “El doctor Centeno”, 1883)
“Las iglesias de esta villa, además de muy sucias, son verdaderos
adefesios como arte” . (Pérez Galdós, “Fortunata y Jacinta”, 1885)
“...algunos sórdidos solares destinados a acoger Dios sabe qué oscuros
adefesios arquitectónicos”. (Sánchez Dragó, “El camino del corazón”, 1990)
“La perspectiva hacia la profundidad de la Avenida Bulnes ha desaparecido tapiada por un
adefesio mazacotudo de cemento, el Altar de la Patria, un ejemplo de estatuomanía” (V. Teitelboim, “En el país prohibido. Sin el permiso de Pinochet”, 1988)


Artículos relacionados:

¿Paseíllo o pasillo? De los toros al fútbol.
¿Qué significa álgido?
Lo que dice el refranero sobre hablar y callar.

No hay comentarios: