¿Qué son los brotes verdes?

La expresión brotes verdes, como ‘indicios de recuperación económica’, que circula desde hace unas semanas por los círculos políticos, económicos y periodísticos, es un calco tomado del inglés green shoots. Aunque pueda existir alguna referencia anterior, en España ha sido la Ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, quien ha generalizado la expresión a partir de de mayo de 2009 (ElPaís.com, 20-05-2009). Al principio, algunos periodistas críticos con el Gobierno, censuraron (además de la certeza o no de los datos económicos a que se referían) la cursilería de la expresión; pero después la mayoría de los periodistas la han repetido (con admiración o burla) hasta hacerla casi normal.
La expresión es metafórica: si la crisis es el frío invierno, el hacha podadora o el incendio del bosque; la economía sería la planta que en primavera rebrota para hacer triunfar la naturaleza. Parece ser que el creador de la expresión inglesa green shoots para referirse a los indicios de recuperación económica fue Norman Lamont, Ministro de Hacienda británico durante la recesión de 1991. La frase exacta fue que había detectado "the green shoots of economic spring". Fue muy criticado en su momento y, quizá por ello, la expresión desapareció del lenguaje político y económico hasta que en enero de este año 2009, otra ministra británica, Shriti Vadera, la ha recuperado y puesto en circulación otra vez. (News.BBC.co.uk, 14-01-2009)
Creemos que esta vez va a tener más éxito, porque la crisis actual puede ser más prolongada que la de los años noventa y porque políticos de otros países la han adoptado como una novedad expresiva que puede sustituir la ya gastada ver la luz al final del túnel. Aunque puestos a ser metafóricos pedantes, siempre podremos acumularlas:
"En lo que a la economía británica respecta, sería difícil superar las noticias de esta semana", comentó el economista Neil Mackinnon, de la firma ECU Group. "No hay brotes verdes que apunten a una recuperación, ni luz al final del túnel, y la cifras del PBI serán sombrías y resaltarán la profundidad de la recesión", agregó. (AlDiaTx.com, 22-01-2009)
Si nuestros politicos y periodistas cuidaran un poco más el idioma español, podrían haber conservado la metáfora original, pero utilizando las palabras renuevo ‘vástago que echan el árbol o la planta después de podados o cortados', pimpollo ‘vástago o tallo nuevo de las plantas' o simplemente brote. Pero habrían perdido la ocasión de remarcar la bondad de los indicios de recuperación con ese adjetivo, verdes, que santifica cualquier sustantivo que se le acerque. (¡Hasta los viejos verdes parecen hoy ecologistas!).
Podrán argumentar que autoridades del idioma español han empleado brotes verdes; cierto, pero fuera del lenguaje literario, resulta extraño, porque verdes es un epíteto, un adjetivo que redunda en una característica propia del sustantivo brotes:
“Pero vosotros, brotes verdes de razas viejas, / cielos radiantes, hijos del sol, cálidos vientos: / robad vuestras Helenas en Nueva York, llorad / por Patroclo y por Héctor, / domador de hidroaviones, perseguid la belleza / que otorga el don de ser eternos” (José Hierro, refiriéndose a los poetas).
Puestos a ser poéticos podrían haber recurrido a Antonio Machado y haber acuñado las expresiones hojas verdes o ramas verdecidas:
"Al olmo viejo, hendido por el rayo
y en su mitad podrido,
con las lluvias de abril y el sol de mayo
algunas hojas verdes le han
salido.
(...)
olmo, quiero anotar en mi cartera
la gracia de tu rama
verdecida.
Mi corazón espera
también, hacia la luz y hacia la vida,
otro milagro de la primavera".
(Antonio Machado, “A un olmo seco”)

Artículos relacionados:
Troika o troica
Las metáforas de la vida cotidiana como representación de la realidad.
Tener ínfulas.
Redundancia y pleonasmo

No hay comentarios: